Bibliografia completa Paco Cabo, «El Tigre de Alfara». Programa de festes 2014, pàgina 6.
Etiquetes programes de festes, història, esport
Data de publicació Dilluns 28 de març de 2022

[Programa de festes 2014, pàgina 6]

El Tigre de Alfara

Per Paco Cabo

En el boxeo, la emoción de la familia y el sentimiento del pueblo son aspectos fundamentales para el deportista. José Martínez Valero contó con las dos cosas para triunfar. Fue campeón de Valencia Amateur en 1928; campeón Regional de Levante profesional (mediopesados) en 1928; campeón Regional de Levante profesional (mediopesados) en 1929; Campeón de España profesional (semipesados) desde 1930 a 1937; campeón de Europa profesional en 1934; subcampeón de Europa profesional en 1931, 1932 y 1934; mánager y entrenador de púgiles en Argentina desde 1943 a 1963.

Con una vida difícil por la temprana muerte de su madre, el Tigre de Alfara nació el día 14 de octubre de 1911 y tuvo el coraje de atravesar todos los obstáculos que la vida le puso por delante. Una salud imparable le proporcionó que, en 1927, Tomás Beltrán Fenollosa le inscribiera en el torneo “Cinturón Valencia” para amateurs. Para ello, lo entrenó junto a otros muchachos en un gimnasio montado en frente de la estación de tren Moncada-Alfara.

El joven de 16 años cruzó la línea del campo de aficionados e inició una imparable carrera profesional realizando más de 145 combates, para terminar su actividad profesional en la ciudad de Sunchales (Argentina), peleando contra el púgil Amado Azar. Su vida no terminó ahí y tiempo después se dedicó a entrenar a muchachos en Mar de Plata, púgiles que después fueron muy famosos como “Tito” Yanni, Ubaldo Sacco, Antonio Cuevas, Rafael Merentino, etc.

Adolf Heusen y el Tigre de Alfara en 1932.

Un punto que marcó el antes y el después en la vida del boxeador fue cuando el periodista-promotor Salvador Pont Ripoll “Alarcón” puso sus ojos en la valentía del boxeador y le buscó metas más altas, bautizándolo como “el Tigre de Alfara”. “Alarcón” contó con la ayuda de su mánager Nicolás Calvo para prepararlo en el gimnasio del frontón Jai-Alai de Valencia desde 1928 hasta 1932. Peleó en Portugal, Francia (todo el año 37), Argelia, Argentina, Chile y Brasil.

En 1934 se casó con la madrileña Elvira Villena y se estableció en el nº 39 de la calle Santa Bárbara de Alfara del Patriarca, donde fue un ídolo para todos los de su entorno en los años 30. Los mayores lo recuerdan como una gran figura destacada, muchas veces superando a futbolistas y toreros de su época. Aunque los jóvenes desconocen su trayectoria, son muchas las noticias, las fotos y las declaraciones del púgil que que dan como testimonio de su historia deportiva.

Al empezar la Guerra Civil de 1936, el púgil estaba en Alfara, realizó exhibiciones pugilísticas benéficas y pudo seguir entrenando. Mi padre, Francisco Cabo Casaña, me inculcó la pasión por el Tigre de Alfara, y como consecuencia de ello he podido contactar con su familia y tener información privilegiada de José Martínez Valero. Así, ahora sabemos que lo pusieron a descargar mercancías en la Iglesia, convertida entonces en mercado… que nunca fue al frente, y que después su vida fue a peor al sufrir el acoso del Comité Local que le llevó a marchar de gira forzosa a Francia. Como otras personas, perdió todo lo conseguido (su vivienda fue incautada y saqueada) y su mujer y su hijo Pepito fueron censurados en Valencia durante toda la guerra. No pudieron reunirse hasta 1941 en Argentina. Falleció en Mar de Plata el 14 de octubre de 1963, el mismo día de su cumpleaños. En Mar de Plata es recordado y respetado.

Creo que el Tigre de Alfara se merece un reconocimiento público de nuestro pueblo, ya que llevó el nombre de su pueblo, Alfara, por todo el mundo hasta el día de su muerte, pues fue nuestro embajador y el primer campeón continental de boxeo de Alfara del Patriarca.

Bibliografia completa Paco Cabo, «El Tigre de Alfara». Programa de festes 2014, pàgina 6.
Etiquetes programes de festes, història, esport
Data de publicació Dilluns 28 de març de 2022

0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.