Bibliografia completa Diversos autors, «Una fecha memorable» (1987). Programa de festes 1987, sense numerar.
Etiquetes programes de festes, cultura, música, manuel palau
Data de publicació Dimarts 11 de gener de 2022

[Programa de fiestas 1987, pp. 23 a 26]

Una fecha memorable.

Per diversos autors.

Desde Alfara del Patriarca PRO HOMENAJE PALAU

Coronado por el éxito más lisonjero ha finido el laborioso período de gestación de este encomiástico acto cultural; y mañana domingo 27, se descubrirá la lápida que en lo sucesivo ha de rotular con el nombre del insigne compositor la legendaria calle del Pozo.

A juzgar por los indicios, la ceremonia revestirá excepcional solemnidad, asociándose el vecindario en masa con las autoridades al frente, jubilosas de rendir a Palau afectos y cariños y significarle la devoción que inspira su arte, expresión afortunada y poética de la espiritualidad genuinamente valenciana.

Làpida de l’homenatge al Mestre Manuel Palau, descoberta el diumenge 27 de maig de 1928..

La lápida que lleva en bronce el busto del homenajeado, obra del conocido escultor don José Justo, ha sido esculpida por el reputado y fecundo artista don José Sesé, mereciendo unánimes alabanzas de los inteligentes que han podido admirarla en los escaparates de la antigua casa Dotesio, hoy Unión Musical, de Valencia, donde ha estado varios días expuesta.

Los festejos organizados se desarrollarán bajo el siguiente programa: A las once y trece minutos saldrán de la Central de los Ferrocarriles Económicos los invitados de Valencia, incorporándoseles la notable Banda de Música de Liria; a su llegada a Alfara serán recibidos por el Ayuntamiento y la comisión gestora. Inmediatamente se dirigirán a la Casa Consistorial, donde se organizará la comitiva, trasladándose al lugar del emplazamiento de la lápida.

A su pie se ha levantado una tribuna adornada con flores, plantas y banderas; los balcones lucirán colgaduras y la calle será engalanada con guirnaldas de flores y alfombras con rosas y claveles.

El acto será amenizado por las laureadas Bandas de Música de Moncada y Masarrochos y un grupo de gentiles y bellas muchachitas, ataviadas a la antigua usanza, ofrecerán al maestro magníficos ramos de claveles.

A las dos, banquete y, a continuación, Gran Concierto en la plaza de Ferriols por la Banda Primitiva de Liria, interpretando obras del compositor festejado.

De antemano enviamos nuestros plácemes al amigo Palau por la merecida distinción de que va a ser objeto, y que hacemos extensible a la Comisión organizadora, integrada por los señores Bailach, Sorní, Martínez y Sesé y a las bandas de música que desinteresadamente ofrendan su valioso concurso.

LAS PROVINCIAS
26 de mayo de 1928 (pág. 3)

HOMENAJE AL MAESTRO PALAU

Fotografia de l’homenatge al Mestre Manuel Palau. Podem veure les autoritats damunt d’un carafal, i darrere la placa amb el nom del carrer. Es tracta d’una fotografia en format targeta postal impresa al darrere, i escrita a mà porta la següent inscripció: «EL MAESTRO PALAU, con las autoridades y pueblo en su primer homenaje año 1928». En un segell de pressió podem llegir el nom de l’autor de la imatge: “Ampliación Casa Cuesta”. Col·lecció Enric Cunyat Sesé. Esta imatge és una aportació d’Alfarapèdia, i no apareixia en la publicació original.

Un homenaje sinceramente popular, sin las sequedades de la etiqueta, lleno de gran efusión, de gran cordialidad, en donde intervenían todas las gentes de Alfara, población natal de Palau, y Moncada, punto donde el joven maestro vive.

Sobre las once y media entró en Alfara: le salieron a recibir el Ayuntamiento, la Comisión organizadora y un gentío inmenso, pues juntábanse en los vítores y emoción los habitantes de los dos pueblos hermanos.

Amenizaban el acto las bandas Primitiva de Liria, de Moncada, de Vinalesa y de Masarrochos, que quisieron adherirse con la mejor voluntad al homenaje.

Reunida la comitiva, se dirigieron al punto en donde estaba la lápida y, allí, a los acordes de la música, entre grandes ovaciones de la multitud, el Alcalde de Alfara, luego de pronunciar oportunas frases, descubrió la lápida en la que figura la efigie y nombre del joven maestro valenciano. Infinidad de palomas fueron soltadas a la vez, produciendo un hermoso efecto.

Pronunciáronse los discursos de rúbrica, en justas alabanzas de Palau y de su arte, distinguiéndose el citado Alcalde de Alfara, el Director del Conservatorio, señor Bellver y los poetas Bayarri y Boil. Un grupo de encantadoras niñas, vistiendo el típico traje valenciano, ofrecieron al maestro hermosas flores, y la bellísima señorita Sorní, hija del Presidente de la Comisión, leyó una inspirada poesía, ofreciendo el homenaje.

En la bella terraza de la casa, propiedad de la baronesa de San Vicente, fue ofrecido un banquete al maestro Palau, en donde, como es natural, reinó la animación propia del caso, así como los brindis estusiastas.

Por la tarde hubo una nota delicada: en casa del maestro Palau tuvo lugar una sesión íntima de música, y la gentil artista Carmen Andújar hizo valer su valioso temperamento y su argentina voz, dando la sensación delicadísima de su arte. Más tarde hubo un concierto en la plaza de Moncada, por las bandas, que ejecutaron obras de Palau, y el público obligó a éste a que dirigiera, lo cual sucedió entre innumerables ovaciones.

Reiteramos nuestra felicitación a Palau y la hacemos extensiva con todo afecto a sus padres, a quienes la satisfacción que sienten es de las más puras y más hermosas que pudieran pensarse.

LAS PROVINCIAS
29 de Mayo de 1928 (pág. 1)

EL HOMENAJE AL MAESTRO PALAU

La cordialísima efusión de cariño que sabe rendir el alma valenciana cuando exalta sus propios valores bien contrastados ante todo el mundo, supo mostrar el domingo el intensivo pueblo que es Alfara del Patriarca en el tributo bien significativo que rindió a su predilecto Manuel Palau Boix, el ilustre maestro, el gran músico valenciano.

El homenaje, justísimamente tributado, sirvió también para hacer vibrar todo el temperamento artista de Alfara del Patriarca y el profundo sentimiento de dignidad social que guarda en su corazón.

El acuerdo municipal sobre proposición del señor Sorní, a raíz del resonante triunfo del Maestro Palau por sus “Gongorianas” de rotular la calle del Pozo, donde existe la casa en que nació el insigne compatricio, con otros diversos actos, tuvo el domingo apropiado cumplimiento.

A la llegada de los trenes de Valencia, en que bandas de música, entidades y personalidades venían a asociarse al homenaje, los aplausos y los vítores lo llenaban todo.

Desde la estación de Moncada, donde se organizó la comitiva, hasta la Casa Ayuntamiento y estrado, bajo la lápida rotuladora del nombre de Palau, no cesaron las aclamaciones, y todos los balcones lucían colgaduras, y, de muchos, bellas alfarenses arrojaban flores al paso del ilustre maestro. Este, acompañado del Alcalde, don Eduardo Bailach, presidiendo el Ayuntamiento de Alfara; señor Cura, don José Garcés, y señor Coadjutor; juez, don Vicente Sanchis; médico, don Emilio Ramón; Ayuntamientos de los pueblos limítrofes, director del Conservatorio, señor Bellver; representaciones de la prensa de Valencia, de entidades musicales de la región y de Moncada y Alfara en masa, llegó al Ayuntamiento, y tras breve descanso marcharon a la tribuna levantada para el acto.

Antes les salieron al paso y unieron a la comitiva cuatro hermosísimas alfarenses, vestidas de labradora clásica, muy ricamente atavidas, y que eran Palmira Sorní, Vicenta Bailach, Conchita San Bartolomé y María Gamón. Se hizo el silencio y el secretario, señor Muñoz, leyó el acta del acuerdo del acto que se realizaba, y el alcalde descubrió la lápida, que lleva el nombre del maestro Palau y que es una obra de arte, debida al escultor José Justo, que ha modelado el busto en altorrelieve y fundido en bronce, y del señor Sesé, que trabajó el mármol, y los cuales fueron felicitadísimos.

El momento fue solemne y apoteósico. Las bandas de música del Progreso, de Vinalesa; del Círculo Musical, de Moncada; de San José, de Masarrochos, y Primitiva de Liria, tocando solemnizaron el momento; tracas, aclamaciones, aplausos…

El Alcalde pronunció un oportuno discurso de ofrecimiento; hablaron los señores Salabert, por el pueblo, muy elocuentes, y el señor Bellver, director del Conservatorio, llevando la adhesión de este Centro; Eduardo Buil y J. María Bayarri, por la prensa y entidades valencianistas de la capital; el señor Montalt declamó una inspirada poesía original, alusiva al acto, y el niño Manuel Barat, otra muy bonita y tierna, original del poeta J. María Palau.

Asimismo, Palmira Sorní, de labradora, con mucha elegancia dijo un soneto del poeta Ricardo Valero. El maestro Palau, que no estuvo presente por no poder resistir estas emociones, fue reclamado con insistencia y tuvo que pronunciar breves frases conmovidísimo, poniendo su alma, su vida y su corazón para su querido pueblo de Alfara. Desbordóse el entusiasmo popular y una vez más se repitieron las locas aclamaciones al hijo querido de Alfara.

• • •

A las dos se sirvió un bien organizado banquete de 200 cubiertos por el café Alonso, de Burjasot, que transcurrió agradabilísimamente, en el que tomaron asiento las mismas representaciones dichas, y al descorcharse el champán, el Alcalde ofreció el banquete a Manuel Palau, honra y prez de Alfara y de Valencia. El director de la banda La Primitiva habló también, manifestando que si Alfara sentía legítimo orgullo, por contar a Palau como hijo, esta entidad musical también lo sentía al contarle como Director de Honor.

Fue aplaudidísima esta manifestación como unas poesías de Montalt y Ricardo Valero, y algunas más que se declamaron. El secretario leyó telegramas y adhesiones significativas, entre las que recordamos: Circulo de Bellas Artes, de Valencia; banda de Tabernes de Valldigna, de don E. Chapa, Vicente Lluna; médico de Vinalesa, J. M. Serra, señor Cura de Moncada, director de la fabrica de fósforos, don Luis Llatas; inspector de Enseñanzas, señor Patriño, Juan María Gil, Unión Musical de Liria, don Juan Collado, Vicente Navarro Gil, Nicolás Palacios.

Por la tarde, la Primitiva dió un concierto en la plaza, con obras de Palau, en el que tuvo que dirigir los últimos números del programa a petición de la multitud que llenaba toda la plaza y calles.

La visita a los viejecitos padres de Palau, en Moncada, constituyó la nota más conmovedora, cuando la madre del eminente maestro agradeció, con lágrimas, el tributo del pueblo al hijo de sus entrañas y Palau abatía su fortaleza.

Últimamente, aún en casa del señor Sorní, se organizó una íntima y artística velada, en la que la eminentísima Carmen Andújar, acompañada al piano por el maestro Palau, cantó varias canciones del homenajeado. En fin, fue un hermoso homenaje del que todos los que lo presenciaron guardarán recuerdo, con el que Alfara se ha llenado de dignidad y en el que el ilustre maestro ha gustado el amor de sus paisanos, el amor del pueblo, que es el más vivo de la gloria.

J. M.ª B

Desde aquí, a ruegos del maestro Palau, de su distinguida esposa, sus queridos padres y en su nombre, hacemos constar a todos, pueblo, bandas, adheídos, etc, las más expresivas gracias, su eterno agradecimiento.

DIARIO DE VALENCIA

29 de Mayo de 1928 (pág. 1)

De Alfara del Patriarca HOMENAJE Al MAESTRO PALAU

En verdad que fue gratísimo, por su cordialidad, por su espontaneidad y efusión, el acto de homenaje que el domingo último rindió Alfara del Patriarca a su hijo predilecto, el maestro Palau Boix, con motivo de su reciente triunfo en el Certamen Nacional de Música celebrado en Madrid, en el que obtuvo el más alto galardón, en reñidísima lucha, por sus composiciones tituladas “Gongorianas”.

Se asociaron al homenaje las Bandas Primitiva, de Liria; San José, de Masarrochos; Centro Musical, de Moncada; y Progreso, de Vinalesa. Al paso del maestro Palau, delicado compositor de alta inspiración, crítico, poeta, hombre modesto como todos los de verdadera valía, por las calles del pueblo que le vió nacer, y que el domingo se engalanó con sus mejores preseas, fue acogido con atronadoras salvas de aplausos, lanzándose sobre el músico canastilas de flores y soltándose numerosas palomas.

La comitiva, de la que escapó emocionado el maestro Palau, ocupó una tribuna, en la que hasta el domingo se llamó calle del Pozo —en la que el maestro nació— y la que una hermosa placa rotulará en lo sucesivo con el nombre del maestro Palau.

La placa ha sido tallada en mármol por el artista don José Sesé, y en ella aparece en bronce la cabeza del homenajeado, debido al buril de don José Justo, que ha realizado una hermosa obra de arte.

Las bellas hijas del pueblo, Palmira Sorní, Vicentita Bailach, Concha San Bartolomé y María Gamón, ataviadas con ricos trajes de labradoras valencianas salieron al paso de la comitiva para ofrendar al maestro brazadas de claveles. Ya en la tribuna, el secretario del Ayuntamiento de Alfara leyó el acta de la sesión en la que se acordó dar el nombre del laureado compositor a la calle en que nació.

Manuel Palau

Seguidamente, entre un entusiasmo indescriptible, el Alcalde de la fervorosa villa descubrió la lápida mencionada. Hicieron uso de la palabra, encomiando los méritos y virtudes del preclaro hijo de Alfara, los señores Vicente Salavert, don José Bellver, director del Conservatorio; el poeta José María Bayarri, el niño Manuel Barat y nuestro compañero Buil.

El pueblo, enteramente congregado ante la tribuna, los aplaudió a todos. Obligado a comparecer el homenajeado, sus paisanos le dedicaron las pruebas más cordiales de admiración y cariño que puedan darse.

Por la tarde se celebró un concierto por las bandas citadas, que interpretaron obras de Palau.

Y al marchar del pueblo artista, que tales demostraciones de sensibilidad y cariño había dedicado a su hijo, los padres de Palau, dos viejecitos, todo ternura, nos encargaban con lágrimas en los ojos: “Señor: Haga usted constar nuestro agradecimiento a todos; al pueblo, a las bandas, a los que hablaron en honor de Manolo; a todos, a todos.”

EL MERCANTIL VALENCIANO
30 de mayo de 1928 (pág. 5)

En Alfara HOMENAJE AL MAESTRO PALAU

En el pueblo de Alfara del Patriarca se tributó un homenaje al maestro Palau, descubriéndose una lápida rotuladora de una calle y celebrándose un concierto, en el que se interpretó música suya.

A las once aproximadamente salieron de Valencia los invitados, incorporándose a ellos la Banda de Música de Liria, siendo recibidos al llegar al pueblo de Alfara por el Ayuntamiento y Comisión Gestora del homenaje.

Seguidamente se trasladaron todos a la Casa Consistorial, donde se organizó la comitiva, trasladándose al lugar de emplazamiento de la lápida, obra del escultor José Justo, esculpida por el artista José Sesé, que ha sido muy elogiada.

A los acordes de las bandas de Liria y Moncada fue descubierta la lápida, siendo felicitadísimo el maestro Palau, que dió las gracias verdaderamente emocionado.

Más tarde se celebró un banquete y un concierto con obras del festejado, al que se ovacionó. El acto constituyó un admirable demostración de cultura y cariño al joven y ya eminente maestro Palau, nuestro querido amigo.

LA CORRESPONDENCIA DE VALENCIA
28 de mayo de 1928 (pág. 1)

DEL HOMENAJE AL COMPOSITOR PALAU

Ayer dábamos cuenta del cariñoso homenaje rendido por el pueblo de Alfara del Patriarca, el pasado domingo, al inspirado compositor señor Palau, el aplaudido autor de “Gongorianas”.

Los padres del joven maestro Palau, nos ruegan hagamos pública su gratitud a cuantos contribuyeron en dicho acto a enaltecer la personalidad de su hijo.

A las notables bandas de San José, de Masarrochos, Vinalesa, Moncada y Primitiva de Liria, a las entidades y personalidades adheridas, a la Comisión Gestora y al pueblo todo, un expresivo voto de gracias en nombre de la familia del homenajeado.

EL PUEBLO
30 de mayo de 1928 (pág. 2)

Al notable compositor y bon amic, Manuel Palau Boix

Yo també m’adherixc a este homenache
que chustament el poble te dedica,
y encá que no tinc res de personache
l’entusiasme que senc, me chustifica.
En bona voluntad per tot bagache
y en conseptes modets, mon señ s’esplica;
mes espere, de tú benevolencia
y del cult auditori mes pasensia.

Que si no tinc ninguna eixecutória,
ni tinc valor algú, ni autoritat,
pa pregonar ton exit y ta gloria
me basta en el motiu de l’amistad;
amistad que yo tinc a vanagloria
per naixer al caliu del temps pasat.
Sigam pues permitida la paraula
en estes expansions de sobretaula.

Be volguera d’Amfió pulsar la llira
y cantar del teu triunfo les primisies,
mes carint d’eixe cheni que t’inspira,
solsment puc exclamar: bon poble albrisies,
repara en un fill teu qu’España admira
perqu’en el art diví, li son propicies
les muses, les ondines y les fades
que son dels elechits les abogades.

Si expresarme puguera, te diría
qu’el exit qu’has lograt, te doble aspecte;
no triunfá solaments ta fantasía
que també has conseguit de tots l’afecte,
y saps qu’es un axioma de valía
al cual me remitixe per ser perfecte,
“Qu’en la terra de ú, may s’es profeta
pero tu hu has segut, y a mi peta.

Oh bon amic Palau: mes qu’el llorer
que guañarse a pols y en franca lid,
se qu’estimes de cór, per lo sinser
el acte selebrat, tan concurrit,
en qu’el poble, consient del teu valer,
un tribut expontani t’ha rendit;
y el poble que l’ha honrat desta manera,
es un poble potent qu’es rechenera.

Yo’m declare incapas pera chusgarte
en t’obra afortuná de “Gongorianes”;
pero se, y ya es prou pera lloarte,
qu’el churat, no fent cas de presións vanes
unánim combingué’n adchudicarte
el premit, galardó en que mos ufanes.
Ben mereixcut el tens per ta constancia
y perqu’eres artiste en consonancia.

Y qu’he de dir yo mes, llorechat mestre
si ma musa, ya cansa’l auditori?
Si te dic que vals molt, y qu’eres destre
no te dic res de nóu, perqu’es notóri.
Natura fon molt pródiga’l teu estre
y huelga el meu esfors declamatori.
Esta’n la ment de tots y en la consensia
en qu’eres una gloria de Valencia.

Dignes autoritals que sou la guia
d’un poble llaboriós y sircunspecte;
vos han acreditat, y mes hui en dia
declarant a Palau fill predilecte,
que la vostra flamant soberanía
no sols te la materia per obchecte,
pues fomentant el art y la cultura
posen els vostres fets, a mes altura.

Y en antes d’acabar estos mals versos
tan plens d’incorrecsións com falts d’idea
als elements valiosos y diversos
qu’han donat esplendor a esta asamblea,
yo salude inclinat hasta els reversos
corresponent a tal delicadea,
perque mon ser, d’Alfara’s considera
encá qu’asi no viu la llum primera.

Ricardo Valero

Bibliografia completa Diversos autors, «Una fecha memorable» (1987). Programa de festes 1987, sense numerar.
Etiquetes programes de festes, cultura, música, manuel palau
Data de publicació Dimarts 11 de gener de 2022
0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.